Más de 300 empleados del Grupo Adecco participaron en el ascenso al Mont Ventoux


Según Alberto Holgado, de Adecco Outsourcing, lo más emocionante de pertenecer al equipo Adecco Win4Youth es que combina tres valores: “solidaridad, trabajo en equipo y el orgullo de pertenencia a Adecco

Alberto Holgado, de Adecco Outsourcing, pedaleando por una buena causa en Win4you 
Alberto Holgado, de Adecco Outsourcing, pedaleando por una buena causa

Más de 300 empleados del Grupo Adecco de todo el mundo participaron el pasado lunes en el ascenso al Mont Ventoux, en la región francesa de Avignon, con un fin solidario: recaudar dinero por cada kilómetro recorrido y destinarlo a tres fundaciones localizadas en Río de Janeiro, Grecia y Filipinas, que contribuyen a la educación de niños de la calle para construirles un futuro mejor.

Trabajadores de Adecco de más de 42 nacionalidades diferentes se dieron cita en el mítico Mont Ventoux, conocido por formar parte de las etapas clásicas del Tour de Francia, consiguiendo sumar un total de 1.628 kilómetros. De los más de 300 voluntarios, 74 fueron los seleccionados para realizar el ascenso en bicicleta y 4 de ellos son españoles. A lo largo de todo el recorrido hubo grupos de compañeros encargados del avituallamiento de los corredores, animación, fotografía y vídeo.

Esta iniciativa solidaria se engloba dentro del proyecto del Grupo Adecco “Win4Youth” que  -tras el éxito de su anterior edición en la que la modalidad deportiva elegida fue el atletismo- consiguió que 30.000 de sus empleados corrieran 228.000 kilómetros en más de 1.800 carreras de ámbito internacional, entre ellas el Maratón de Nueva York. El proyecto recaudó 230.000 dólares para seis fundaciones de todo el mundo (en España a la Fundación Éxit) que trabajan con jóvenes en riesgo de exclusión.

El objetivo inicial de este año era que los trabajadores de Adecco a escala mundial recorrieran el perímetro de la Tierra en bicicleta una vez al mes, hasta conseguir registrar 500.000 km. al finalizar el año. Los resultados obtenidos hasta el momento han sido tan satisfactorios que, de momento, se han registrado un total de 1.000.000 de kilómetros y la previsión hasta finalizar el año es alcanzar 1.500.000 km. Cada empleado puede acumular kilómetros participando en cualquier carrera de ciclismo de cualquier parte del mundo.

En palabras de Enrique Sánchez, Presidente de Adecco, “el objetivo es animar a nuestros empleados a participar en una actividad deportiva con un único fin: ayudar a los más necesitados y compartir los valores de esfuerzo y espíritu de equipo que forman parte del ADN de nuestra compañía”.

Un entrenamiento al nivel de los más grandes

A principios del mes de abril, una vez seleccionados los 74 corredores, tuvo lugar en Gante (Bélgica) el primer entrenamiento del equipo elegido para la ascensión del Mont Ventoux de la mano de un equipo de especialistas y del legendario ciclista Eddy Merckx, el Caníbal, pentacampeón del Tour de Francia y del Giro de Italia.

En el campo de entrenamiento, los 74 ciclistas tuvieron una preparación y entrenamiento personal con el fin de alcanzar el gran objetivo que acaba de tener lugar. Estos valientes no sólo se han tenido que preparar físicamente, sino también mentalmente durante más de 6 meses antes de llevar a cabo el reto ya conseguido. Mediante rutinas de entrenamiento diarias, cuyos resultados tenían que ser reportados a Gante, cada corredor ha ido mejorando sus tiempos, sus posturas y su manera de enfrentarse a semejante reto.

Para Ignasi Muñoz, director de oficina de Adecco en Barcelona, el proyecto Win4Youth ha significado una triple motivación: “por una parte, está el aspecto del desafío personal, a cualquier persona que le guste practicar el ciclismo, sabe que subir el Mount Ventoux no es tarea fácil. Por otro lado, si puedes practicar tu deporte favorito y al mismo tiempo sabes que estás ayudando a niños necesitados, no tiene precio. Y por último, tener la oportunidad de conocer compañeros de Adecco de todos los rincones del mundo y poder compartir esta increíble experiencia con ellos es ¡mucho mejor!”.

Silvia Alcaina, directora de delegación de Adecco en Molina de Segura (Murcia), asegura: “estoy muy orgullosa de haber formado parte de este equipo realmente fantástico y poder participar en un proyecto solidario como el Win4Youth en beneficio de los más inocentes, los niños. Eso ha supuesto mi mayor entusiasmo y motivación para coronar con éxito el legendario Mont, disfrutando de un deporte que me apasiona y logrando con ello todo un reto personal”.

Según Alberto Holgado, de Adecco Outsourcing, lo más emocionante de pertenecer al equipo Adecco Win4Youth es que combina tres valores: “solidaridad, ya que todos los beneficios por pedalear irán a mejorar la calidad de vida de muchos niños; trabajo en equipo, porque el reto de ascender el mítico Mount Ventoux sólo lo hemos conseguido entrenando en equipo, nunca solos; y el orgullo de pertenencia a Adecco, pues saber que mi empresa apoya estas iniciativa explica mucho su excelente compromiso con sus empleados y clientes”.

Para Javier Rodríguez, director de oficina de Adecco en Getafe (Madrid), el Win4Youth ha supuesto una gran experiencia: “he podido subir a una de las cimas míticas del ciclismo junto a compañeros de los cinco continentes. Sabemos que ese sufrimiento, además de ser una superación personal para cada uno de nosotros, supondrá que muchos niños puedan conseguir una mejora en sus vidas. Y eso siempre te alienta”.

Ver artículo