La fuerza del punto de venta


Parece cada día más evidente que la Gestión del Punto de Venta (GPV) es la clave para el desarrollo de las ventas. Muchas empresas comprenden su importancia como mecanismo de supervivencia dentro del actual `canibalismo´ de marcas.

Pero, ¿en qué consiste? ¿es realmente rentable o requiere inversiones multimillonarias con un enorme riesgo?

La Gestión del Punto de Venta consiste en personalizar las acciones comerciales y de marketing para cada Punto de Venta. Puesto que no hay dos consumidores iguales, es lógico pensar que, haciendo siempre lo mismo, no nos van a comprar más, sin embargo, las estadísticas hablan por sí solas.

. La importancia de la Presencia: El 70% de las decisiones de compra se toman en el Punto de Venta y solo el 48% de los consumidores que se consideran fieles a marcas de fabricante, eligen el establecimiento en función de si tienen sus marcas preferidas.
Además, las compras impulsivas representan el 55% del total de las compras realizadas.

. Las repercusiones de una mejor Visibilidad: el incremento de ventas, al aumentar los facings, revela la importancia de la exposición en el lineal (aprox. 50% al ampliar a 2 facings y un 80% en el caso de 3 facings).

. La Gestión del Stocks: No disponer de stock en el lineal penaliza la imagen del producto y evidentemente “si no se ve, no se coge y si no se coge, no se vende”.

El 71% de los consumidores son duales, es decir, reparten la cesta de la compra entre marcas de distribuidor y marcas de fabricante.

Todo ello, consolida la idea de que el punto de venta juega un papel crucial a la hora de aumentar el volumen de ventas.

Ver artículo